25.9 C
Buenos Aires
domingo 28 de febrero de 2021
Cursos de periodismo

Mariano, un Macri arrepentido

En el momento de aceptar hablar para un libro y de buscar a un periodista como O’Donnell para su realización (“Te conozco y conozco a tu familia”, le confió al principio) Mariano contabilizaba 13 difíciles años de enfrentamientos con Mauricio. El periodista y escritor prestigioso, integrante de redacciones como Los Ángeles Times y The Washington Post, ahora al frente de la sección El Mundo de Página 12, convino su rol de entrevistador con seriedad y de paso aclaró el lugar de su entrevistado. “Quedamos en que yo le iba a preguntar lo que quisiera e iba a ser dueño del material. También quedamos en que no haría nada si lo que decía no me interesaba o si sentía que no decía la verdad. Pero si avanzábamos, si revelaba información comprometedora tenía que publicarla, sí o sí, porque si no yo podía quedar expuesto como un extorsionador que había negociado en silencio”, así lo cuenta Santiago O’Donnell en el principio del libro.

Ninguna de esas previsiones sirvió porque, por alguna razón y cuando el libro ya circulaba, Mariano volvió atrás con sus explosivos y reveladores dichos y cambió su inicial pateadura de tablero. Quien terminó de judicializar el caso es la doctora Susana Margarita Gastaldi, del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil No. 6. Le exige a O’Donnell que en un plazo de cinco días le entregue a Mariano Macri todas las entrevistas grabadas, como paso previo y “medida preliminar a la posterior iniciación de un juicio por daños y perjuicios”. El incumplimiento de esta requisitoria, que tanto se parece a un castigo ejemplificador, condenaría al periodista a una exigencia no solo injusta, sino pesadísima y, probablemente, imposible de cumplir: el pago de una importante multa diaria que con el correr de las jornadas iría en aumento.

lateclaenerevista.com  (lateclaenerevista.com)