Mark Alizart: «El dinero es el índice de información de este sistema»

    Mark Alizart, el filósofo más extraño y entretenido de Francia, empieza su texto Criptocomunismo arrojando una bomba molotov contra el sentido común: Bitcoin no será la moneda de los libertarios, sino que dará origen a una versión upgradeada del comunismo, el criptocomunismo.

    En este ensayo fértil, todo parece ser condición de posibilidad para algo más. A diferencia de otros textos filosóficos, dónde lo central es demostar cierta tesis, Alizart hace filosofía para pensar, disparar preguntas y encontrar los recovecos por dónde explota el sentido. Es una máquina de sintetizar conceptos, que enarbola una tesis por capítulo, y a veces por página. Escribe con el vértigo y la rapidez de quién cree haber encontrado algo nuevo. Y tal vez sea así.