15.2 C
Buenos Aires
domingo 19 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

Más allá de los penes de madera: el Ministerio de Educación destina a la ESI 10,70 pesos al año por cada alumno

La última vez que se habló más o menos masivamente de Educación Sexual Integral fue hace dos semanas, cuando cobró notoriedad la resolución 35/2021 del Ministerio de Salud de la Nación. En ese caso, la atención se posó sobre la licitación que la cartera sanitaria había lanzado para, entre otros objetos, comprar 10 mil penes de madera pulida con el fin de usarlos para la enseñanza del buen uso del preservativo.

En los medios de comunicación -y eso, a esta altura, incluye a las redes sociales- hubo a favores y en contras a ultranza, como a la grieta le gusta. Además, con el falo en el centro de la conversación, proliferaron las discusiones sobre si no era conveniente ahorrar y usar bananas, conversaciones sobre qué largo y qué grosor debían tener los pitos de carpintería, debates sobre por qué enseñar con un objeto tan duro si de un pene humano podían esperarse «momentos de flacidez» (acá, en la radio y la tele, siempre venían las risas; en la vida real, un preservativo puesto en “momentos de flacidez” puede fallar como anticonceptivo y como barrera de las enfermedades de transmisión sexual).

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)