viernes 2 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

Massa, las importaciones y la manta corta: o cuida los dólares o la producción

Mientras el ministro de Economía, Sergio Massa, hace trascender que puede abrir la importación de indumentaria si el sector textil no afloja con los aumentos de precios, la industria automotriz y la industria autopartista reclaman por la urgente tramitación de permisos de importación con el nuevo SIRA -incluso, con la mercadería ya en la Aduana- y cada sector busca tipos de cambio diferenciales y algún acceso privilegiado a las divisas. Todo pasa por el dólar.

El Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA) debutó este lunes en reemplazo de los permisos SIMI. Según la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), casi 2800 importadores iniciaron trámites ese día «con normalidad». Pero los empresarios ya marcaron los primeros problemas. Mientras la Unión Industrial Argentina (UIA) monitorea, tres automotrices estaban en vilo y, según fuentes del sector, podían frenar la producción incluso en la tarde de este miércoles si no se les destrababan los permisos.

La industria automotriz funciona just-in-time. Es decir, trae insumos para usarlos en el momento. El autopartismo local opera de la misma manera, indican en el sector. Las importaciones son diarias y hasta pueden pedir envíos por avión para que lleguen en 48 horas. Fuentes de la industria indicaron que la demora en la aprobación de los nuevos permisos SIRA hace que haya camiones listos para su descarga, pero que la mercadería todavía no puede usarse.

cronista.com  (www.cronista.com)