domingo 28 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

«Me reclutaron por un hashtag de Instagram»

Se acabó aquello de descubrir supermodelos en el Primark (Jourdan Dunn), en el supermercado (Carmen Kass comprando víveres y Bianca Balti de cajera), en el aeropuerto (Kate Moss, mientras hacía escala en Nueva Yok de camino a Londres, volviendo de un viaje familiar en las Bahamas cuando tenía 14 años), en la parada del autobús (Julia Nobis), en un concierto de The Cure (Shalom Harlow) o en el McDonalds (Gisele Bündchen mientras degustaba su primer Happy Meal y Anna Selezneva mientras aprovechaba para ir al baño, para ser exactos); y esto por citar solo algunos de los curiosos casos que se han dado a lo largo de los años: Instagram se ha convertido hoy en día en el próximo gran vivero de maniquíes.

Buscar modelos en Internet no es nada nuevo. Hace tiempo que webs, blogs y redes sociales constituyen una suculenta aunque también peligrosa y no siempre fiable vía abierta para este menester. Sin ir más lejos, Alexander Wang dio casualmente con la que es su actual musa, Anna Ewers, en un blog. Vio una foto suya y quedó tan impactado que no paró hasta lograr que se presentara al casting de su primer desfile para Balenciaga y allí mismo la contrató. Marc Jacobs, por su parte, hizo un llamamiento en Facebook, Twitter e Instagram para dar con la nueva imagen de Marc by Marc Jacobs. En su última convocatoria, de entre los miles de postulantes pasaron el primer corte cincuenta, a los que se contactó directamente para reducir la cifra a treinta, y que tras volar a Nueva York para la prueba final se quedaron en once, protagonistas definitivos de la campaña de Primavera/Verano 2015 fotografiada por David Sims. Paul Marciano anunciaba asimismo recientemente en su Instagram el fichaje vía la misma red de Simone Holtznagel, una modelo australiana de 21 años, como nueva chica Guess.

smoda.elpais.com  (smoda.elpais.com)