Media hora en Netflix genera las mismas emisiones que conducir 6 kilómetros, lo que retrata uno de los grandes problemas de Internet para luchar contra el cambio climático

Los maratones de series que haces en Netflix están aumentando las emisiones de CO2.

Es la conclusión de un estudio de la organización sin ánimo de lucro, The Shift Project, que estima que media hora de consumo de contenido en streaming emite el mismo C02 que conducir durante 6 kilómetros.


Por supuesto, el problema no es exclusivo de Netflix, aunque la propia compañía reconoce su impacto ambiental y asegura que se esfuerza por mejorar la eficiencia de sus servidoras y encontrar fuentes de energía renovables.