miércoles 20 de junio

Menos de la mitad de los argentinos leyó al menos un libro en 2017

De acuerdo con la última encuesta del Ministerio de Cultura de la Nación, “mientras que la lectura en general -que incluye libros, diarios, revistas y blogs; en papel o internet- mantuvo valores estables entre 2013 y 2017, la lectura de libros experimentó un notable descenso”. En 2013, año en que se hizo la encuesta anterior, un 57% de la población había leído al menos un libro, mientras que en 2017 ese porcentaje bajó al 44 por ciento.

La caída se dió en todos los niveles socioeconómicos aunque en mayor medida en el nivel más bajo. Además, se pueden observar grandes diferencias entre los distintos estratos: mientras que el 22% del nivel socioeconómico bajo leyó al menos un libro en 2017, en el nivel más alto ese porcentaje asciende al 76 por ciento.


Por su parte, casi el 30% de los encuestados afirmó que no lee libros y el 26% respondió que antes leía, pero que ahora no lo hace. Entre los motivos, el más mencionado es la falta de interés seguido por la falta de tiempo.

Dejar un comentario