domingo 26 de junio de 2022
Cursos de periodismo

México regresa a la era autoritaria del PRI

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llegó al poder con la promesa de transformar un país marcado por la ilegalidad y el abuso de poder en otro más justo y democrático. En julio de 2018 se convirtió en el presidente más votado de la historia de México con el apoyo de personas hartas de la violencia y la corrupción de los anteriores sexenios.

Cuando ya ha superado la mitad de su mandato, no solo no hay avances claros en los temas prometidos, sino que ha optado por regresar a algunas de las peores prácticas de los gobiernos autoritarios que precedieron a la transición democrática del año 2000. Como en la era autoritaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la administración de López Obrador ha procurado la centralización del poder, el debilitamiento de los contrapesos constitucionales y ha menoscabado el pluralismo. Además, más que en ninguna otra época reciente, los militares se despliegan masivamente por el país.

El presidente ha mostrado su inclinación a gobernar sin controles ni transparencia, como con un acuerdo presidencial emitido en 2021 donde ordenaba a las dependencias del gobierno federal otorgar los permisos necesarios para iniciar proyectos como el Tren Maya o el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) aun sin haber cumplido con los requisitos marcados por la ley. Al mismo tiempo ha atacado constantemente a instituciones que tienen como función primordial la fiscalización del gobierno y los funcionarios en turno.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)