martes 17 de julio

Mezclar idiomas is the best for your cerebro: algunos hallazgos imprevistos de la educación bilingüe

Pocos consideran mala idea dominar más de un idioma. De hecho, las investigaciones apuntan a que el bilingüismo proporciona ventajas cognitivas, económicas y académicas.

Los padres que hablan varios idiomas entienden que el hogar es un entorno importante para aprenderlos, y buscan maneras de ayudar a que sus hijos sean bilingües. Uno de los enfoques más conocidos es la estrategia “one-parent-one-language” (OPOL, del inglés “un padre, una lengua”). Cada uno de los progenitores utiliza un idioma cuando se comunica con su hijo, por lo que los niños aprenden ambos simultáneamente.


OPOL hace hincapié en que la persistencia –que cada progenitor insista en hablar en un solo idioma– es clave para el éxito de su enfoque. Pero esto crea el falso mito de creer que debe evitarse mezclar idiomas. Mi reciente investigación, que es parte de una nueva remesa de estudios sobre multilingüismo, sugiere que esta percepción es solo eso, un mito.

Dejar un comentario