15 C
Buenos Aires
jueves 22 de octubre de 2020
Periodismo . com

Miles de ceros perdidos explican la atracción «cultural» por el dólar

0

Discutir si el amor de los argentinos por el dólar es cultural o no, a esta altura del partido, es casi anecdótico. Es probable que las nuevas generaciones lo acepten así, porque perciben que es una práctica que adoptaron sus padres o abuelos, y no se preguntan si es mejor o peor que hablar en pesos. Pero en un mundo globalizado que se referencia en el billete estadounidense, las monedas domésticas tienen un carácter estrictamente transaccional.

Pero eso no fue siempre así. Hasta mediados de los ’70, el predominio del peso no estuvo en tela de juicio. El problema es que hubo varios pesos, y la erosión en su poder de compra que fueron generando las sucesivas crisis dañaron la confianza de quienes los recibían.

El peso moneda nacional vivió casi 90 años. Nació en 1881 y sirvió para unificar la diversidad de monedas provinciales y extranjeras que eran aceptadas en el país. Desde 1890 fue custodiado por la caja de conversión y a partir de 1935, por el flamante Banco Central.

cronista.com  (www.cronista.com)