Milicias de Río de Janeiro: un poder paralelo en el Brasil de Bolsonaro

Era la Alexandria Ocasio-Cortez de la política brasileña. Elocuente y carismática oradora, Marielle Franco era concejal del partido de izquierda PSOL cuya campaña contra la corrupción y la violencia policial la había convertido en una gran promesa de la política de Río de Janeiro.

En la noche del 14 de marzo del año pasado, Franco murió tras recibir disparos en su auto mientras viajaba por el centro de Río junto a su chofer Anderson Gomes.


Casi un año después, los investigadores finalmente arrestaron a dos hombres sospechosos de su asesinato. Ambos habían sido oficiales de la policía.

Horas después, mientras los policías allanaban en un suburbio de Río un departamento propiedad de un socio de uno de los sospechosos, encontraron cajas selladas con componentes sin ensamblar de rifles automáticos 117 M16. Fue el hallazgo más grande de armas ilícitas en Brasil.