martes 16 de octubre

Minority Urtubey

Anoche llegué a casa, al sofá, a ponerme al día con el debate sobre el aborto (dato de color que nada tiene que ver con esto: Noelia Barral Grigera está desde el Congreso haciendo una cobertura impresionante), cuando encontré lo que en ese momento pensé era una joya aislada de la política y los medios para entender, después, que quizás era más bien una muestra tristemente representativa de la relación (o falta de ella) que nos acostumbramos a ver entre política, ciencia y tecnología.

Inmediatamente, además de gritar ‘Minority Urtubey’, me pregunté si lo que planteaba el gobernador era técnicamente posible. El primer indicio lo dio el asomo de especialistas del área, en Twitter mismo, mostrándose muy cautos respecto de estos resultados, lo que me hizo profundizar el escepticismo.


Pasaron apenas minutos para que ocurriera el primer mensaje de Whatsapp de mi teléfono, en un grupo compartido con otros entusiastas de hacer cosas con datos, y un ‘esos resultados son, por lo menos, espurios’.

Dejar un comentario