20 C
Buenos Aires
martes 19 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Muestran cómo es posible cambiar la expresión en el rostro de un actor en tiempo real usando software

«Yo no soy el dueño de esa sonrisa falsa», «Jamás puse esa cara triste en esa escena», podrán ser algunos de los reclamos de Brad Pitt o de Scarlett Johansson en un futuro no muy lejano. Es que distintos centros de innovación están desarrollando avanzados programas de video que permiten algo impactante: transferir sus expresiones faciales, en tiempo real, a la cara (en video) de otra persona, o modificar las del actor con otras que nunca mostró. Sería algo así como utilizar un programa de edición de foto como el Photoshop, pero en vivo y en video.

Hasta ahora se hacía como un posprocesamiento para animaciones: capturar las expresiones de un actor y plasmarlas en su émulo digital, al estilo de Andy Serkis como Gollum en la saga de Tolkien; como doble de cuerpo, y ponerle la cara de una actriz al cuerpo de otra, como a Lena Headey en Juego de Tronos, después de que ambas grabaran la misma toma (por citar sólo dos ejemplos). La diferencia mayor es que ahora es en vivo, y sobre otra cara que no necesariamente comparte la misma fisonomía.

Uno de los proyectos es el resultado de una trabajo conjunto entre el Instituto Max Planck y la Universidad de Stanford. Según los investigadores, la novedad de sus sistema es que «la transferencia y recreación fotorrealista de las deformaciones faciales en el video de destino se recrea de manera que las expresiones sintetizadas son indistinguibles de las del video real», explican en el paper académico Transferencia de expresiones en tiempo real para recreación facial.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)