16.3 C
Buenos Aires
lunes 20 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

Mujeres solas o divorciadas, las que más temen ahora a los talibanes: «Ya no tenemos dónde ir»

Hay un viejo dicho en Afganistán que ejemplifica la mirada sobre el divorcio en el país: “Una mujer solo se va de la casa de su padre con un vestido blanco de novia, y solo puede regresar a ella en una mortaja del mismo color.”

En esta sociedad profundamente conservadora y patriarcal, las mujeres que desafían las convenciones y buscan el divorcio suelen ser rechazadas por sus familias y por la sociedad afgana. Deben luchar por sus derechos básicos en soledad, como alquilar un apartamento, que requiere la participación o garantía de parientes hombres.

A pesar del estigma social y las barreras a su independencia, hoy hay mujeres divorciadas que viven en Afganistán. Mujeres como Roqia* y Tahira*, que se divorciaron hace siete y ocho años respectivamente, y ahora comparten un apartamento. Juntas, Roqia y Tahira han atravesado muchas tormentas y se han apoyado mutuamente, unidas por la similitud de sus experiencias.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)