viernes 3 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Murió el dibujante Alfredo Grondona White

Lo que sigue está escrito como el orto, pero no lo pienso releer ni corregir.

Cuando tenía seis o siete años, nos fuimos de vacaciones a Mar del Plata con mis padres, mi hermano, mis abuelos y mi tía Susana.

Y ahí fue cuando conocí a Alfredo Grondona White.

Bueno, Alfredo no me conoció a mí, porque el venía adentro de una revista, la revista Humor, que compraba mi tía. En este mismo momento cierro los ojos y me veo con toda precisión, tirado en la cama matrimonial del departamento, pasando las entonces incomprensibles páginas de esa revista, y deteniéndome a mirar los cuadritos dibujados por Grondona White. No creo que entonces me causaran gracia los textos de los globitos, pero me fascinaba Alfredo Grondona White. Más lógico habría sido, para un niño, detenerse ante páginas más coloridas o con trazos más grotescos (como los de Tabaré, por ejemplo, con sus tipitos deformes con las narices transpiradas, o Fortín, que dibujaba los mosquitos de las publicidades de Raid).

Pero no. A mí me encantaba Alfredo Grondona White.

marcelolacanna.blogspot.com.ar  (marcelolacanna.blogspot.com.ar)