Nanni Moretti: «Me considero un cineasta humanista»

Ganadora del David de Donatello al Mejor Documental, Santiago, Italia es la segunda película que Nanni Moretti filma en ese registro. La primera había sido La cosa, de 1990, sobre el momento en que el mítico Partido Comunista Italiano dejó de existir, para dar pie a una nueva entidad política. Ahora “la cosa” transcurre en el extranjero. Pero según como se vea, Santiago, Italia puede ser leída como espejo inverso de la más estricta actualidad política italiana. Lectura cuya pertinencia el propio Moretti reconoce, aunque está lejos de imponer. No hay una sola referencia directa que posibilite esa comparación en el texto mismo de Santiago, Italia, conmovedora historia de solidaridad en medio de una realidad atroz. ¿Solidaridad? La propia palabra es inconcebible en la Italia de Matteo Salvini, que en lugar de acoger a los necesitados, como hizo en 1973 la embajada de su país en Chile, los expulsa.

En esta entrevista, el realizador de Habemus Papa cuenta cómo fue que se le ocurrió filmar por primera vez en su carrera fuera de su país (de su ciudad, incluso), cómo hizo para seguir entrevistando a militares que negaban el carácter sanguinario del golpe chileno, cuál es su ética como documentalista frente a los hechos narrados, de que trata su nueva película de ficción y, por supuesto, cuál es su posición en relación con la actualidad italiana.