miércoles 1 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

«Narcomami»: la jefa más poderosa del narcotráfico en México

La imagen muestra lo que podría ser cualquier familia mexicana de finales de los años ochenta o principios de los noventa. Seis hermanos, una madre, y dos mujeres. Pero no es una familia cualquiera. Son los Arellano Félix, los fundadores del cartel de Tijuana, que dominó buena parte del narcotráfico en México durante finales del siglo XX, y que desató una sangrienta lucha territorial contra el cartel de Sinaloa, fundado por el que se convertiría en el capo más poderoso del mundo, Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada y el cartel de Juárez, encabezado por Amado Carrillo, El Señor de los Cielos. La guerra entre carteles causó miles de muertes en el noroeste de México. Tan solo uno de los hermanos, Ramón, es señalado como responsable de la masacre de doce miembros de una sola familia en Ensenada en 1992. Murió en un tiroteo en febrero de 2002. Tras su muerte, el resto de los hermanos se sucedieron para conservar el mando de la organización pero, uno a uno, fueron cayendo. Benjamín, que era el principal líder, fue capturado en marzo del mismo año. Francisco Javier fue arrestado en 2006 en Estados Unidos. A Eduardo lo detuvieron en Tijuana en 2008. Y a Francisco Rafael lo mató un sicario vestido de payaso en una fiesta en Los Cabos en octubre de 2013. Entonces asumió el poder de la organización, ahora debilitada, una mujer que incluso estaba entre los invitados a esa fiesta: Enedina, una de las cuatro hermanas del clan y la más activa en los negocios familiares.

elpais.com  (elpais.com)