Navidad con Assange: el fundador de Wikileaks tras más de tres años asilado en la Embajada de Ecuador en Londres

A pesar del deterioro físico y psicológico de Julian Assange, sorprende su voracidad intelectual y capacidad de atención. El hombre asilado en la Embajada de Ecuador en Londres se interesa por Argentina y la charla deriva en una vuelta al mundo.

Navidad en la embajada de Ecuador con Julian Assange, que lleva más de tres años de encierro en ese lugar. Navidad discreta, cálida, con risas pero sin algarabía, alcohol pero sin excesos, amigos y familia pero no todos, ni siquiera muchos. Nochebuena con su padre John, arquitecto exitoso y australiano como su hijo. También están un documentalista australiano, con un cineasta greco-francés, con una abogada de derechos humanos guatemalteca. Y este cronista que pidió y obtuvo permiso para venir, estar y contar la historia, la de cómo pasa Navidad un hombre que lleva tres años casi sin ver la luz del día ni respirar aire fresco ni sentir una brisa ni alcanzar con su mirada la línea que forma el horizonte.