Nayib Bukele, el presidente «millenial» de El Salvador que se ha autoproclamado el «más ‘cool’ del mundo»

Uno de sus secretos mejor guardados llegó, de acuerdo a los nuevos tiempos, vía Twitter. Tres semanas después de su investidura, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció el arma infalible de su propuesta contra la violencia: «Dios, guía nuestro plan», escribió el 19 de junio.

El Salvador, uno de los países con mayor número de homicidios del mundo –nueve salvadoreños son asesinados de media cada día–, ha buscado con políticas represivas la solución a la violencia, causada en su mayoría por las maras o pandillas. Bukele, que ganó la presidencia en febrero, había prometido a finales de abril que el primer día de su Gobierno, el 1 de junio, presentaría al Congreso una propuesta integral contra la inseguridad en las calles.


Pero eso aún no ha ocurrido.

En su lugar, el presidente ha informado desde Twitter del inicio este 20 de junio de su ‘Plan Control Territorial’, un enorme despliegue policial y militar en las comunidades gobernadas por las pandillas. La propuesta recuerda los fallidos planes ya implementados por los gobiernos que le antecedieron de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), los partidos antagónicos que el presidente se ha encargado de calificar como «los mismos de siempre».