“Negrópolis” ahora es Disney

El sábado 1 de octubre sucedió algo inédito en el predio de Villa Martelli: durante dos horas, los funcionarios del Ministerio de Educación hicieron abrir las puertas de Tecnópolis de 10 a 12 para uso exclusivo de lxs hijxs de quienes tienen cargos políticos en esa cartera. Para que lxs niñxs de los funcionarios pudieran divertirse y pasar una mañana agradable se hizo trabajar dos horas de más a los empleados de la feria; durante el jueves y viernes mantuvieron cerradas algunas zonas para que estuvieran preparadas especialmente para ellos y armaron espacios que luego de ser usados por sus hijxs fueron desarmados. Éticamente es un espanto, pero desde el código penal esto tiene un nombre: se llama peculado y es un delito.