Netflix «quema» muchos millones en contenido original. Sus números rojos dicen que necesita quemarlos mejor

Netflix está en horas bajas. Al menos esa es la lectura que se desprende de los resultados del 2T 2019, que la compañía acaba de presentar. Por primera vez en 8 años ha perdido suscriptores en EEUU (más de 126.000 de sus clientes estadounidenses han decidido dar de baja el servicio). Pero este dato, que muchos analistas han atribuido a la subida reciente de tarifas y a la pérdida de contenidos clave de catálogo (como ‘Friends’ o ‘The office’), no es el único preocupante.

El crecimiento internacional también se ha visto apalancado: la compañía sumó 2,7 millones de nuevos suscriptores entre abril y junio, la mitad de los 5,5 millones que logró hace un año (y bastantes menos de los 5 millones proyectados). El beneficio neto se ha situado en los 271 millones, un 30% menos que en el mismo período del año anterior.