Ni aretes ni tatuajes ni escotes: la batalla de China contra el individualismo

China está librando una guerra en contra de la diversión. El objetivo más reciente: los aretes en los hombres.

En los últimos meses, los censores chinos han difuminado los lóbulos de las orejas de algunos artistas del pop en China en sus presentaciones en televisión e internet, por temor a que sus perforaciones y su joyería pongan un ejemplo demasiado femenino para los jóvenes del país. La prohibición provocó gestos de fastidio e incluso algunas bromas, pero ilustró la tenebrosa interferencia del Partido Comunista hasta en los detalles más triviales de la vida en China.


Los aretes de los hombres no son el único artículo objetable que los censores chinos están difuminando, cubriendo o recortando. Los jugadores de futbol llevan manga larga para cubrir sus tatuajes. Las mujeres que visten disfraces en una atrevida convención de videojuegos han recibido la instrucción de cubrir sus escotes. Los raperos solo pueden rapear acerca de la paz y la armonía.