sábado 4 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Ni Cristina ni Randazzo: ¿quién se queda con el PJ bonaerense?

La estampida de candidatos a concejales que padeció ayer Florencio Randazzo es un anticipo de otro abandono para el exministro de Transporte kirchnerista, el del intendente Juan Zabaleta. La próxima semana, con el presunto triunfo de Cristina de Kirchner ya consumado en el escrutinio definitivo, se hará el anuncio. Mientras tanto, la liga de intendentes bonaerenses se reorganiza y apuesta a una renovación a partir del octubre sin la ex presidenta ni La Cámpora: un PJ bonaerense con nuevas autoridades y presidido por un jefe comunal de la primera sección electoral. Sergio Massa está al tanto de este rediseño del peronismo en el principal distrito electoral del país y es parte interesada.

Los intendentes peronistas, con la salvedad de Gabriel Katopodis y Eduardo «Bali» Bucca, se atan a Unidad Ciudadana en el plano retórico pero, como siempre y en base a la supervivencia territorial, se encargarán de destribuir también la boleta «corta» seccional junto a la papeleta de Cambiemos. El histórico «delivery» de boleta obedece a un cálculo simple: el oficialismo arrastrará en octubre los votos de Sergio Massa y se quedaría con el triunfo.

El kirchnerismo quedará agotado como locomotora del PJ y sólo quedarán a flote los intendentes ganadores y que exhibieron cierta rebeldía ante La Cámpora a la hora del cierre de listas. En palabras de la expresidenta, los «intendentes nuevos». Son los mismos que en mayo vaciaron un encuentro convocado por Máximo Kirchner: Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Ariel Sujarchuk (Escobar), entre otros.

ambito.com  (www.ambito.com)