Ni Prat Gay ni Dujovne ni Caputo: para los empresarios, el «verdadero» ministro de Economía es Mario Quintana

La escena ocurrió en el restaurante L´Orangerie del Hotel Alvear. Un grupo selecto de cuatro directivos de grandes empresas decidió volver a juntarse para despedir el año con un almuerzo.

Sus encuentros suelen ser descontracturados, sirven más para aceitar las relaciones públicas que para hablar de negocios. De hecho, uno de los comensales es un reconocido lobbista de un grupo industrial; otro proviene del rubro telefónico y los otros dos compiten en el mercado de los alimentos.


Pero ese mediodía era particularmente distinto. Se habló de política pero no de negocios puntuales. Hubo un par de datos llamativos que surgieron de el intercambio de opiniones.