sábado 15 de diciembre

Nicolás Maduro habla de Trump, Macron, Santos, Macri y Lula

En pocos días, el 20 de mayo, cerca de 20 millones de venezolanos están llamados a participar en unos comicios que elige presidente y que de forma particular han tenido poco respaldo por la comunidad internacional.

Los focos se dirigen hacia la figura de Nicolás Maduro, el heredero de Hugo Chávez, que busca la reelección en unos comicios en los que la oposición dura, representada por la MUD, no participará.


En diálogo exclusivo con Marc Perelman, de France 24, Maduro le respondió a las últimas advertencias de representantes del Gobierno de Estados Unidos y algunos países vecinos que han sostenido que ya es hora de que se aparte del poder y que haya un cambio de Gobierno en Venezuela. Para Maduro ellos “están tratando de crear una presión en el país” que “no es nueva”.

El jefe de Estado sostuvo que varias administraciones (Clinton, Bush, Obama y Trump) han demostrado que “la política estadounidense sobre la revolución bolivariana es desecharla, someterla a presiones y buscar un cambio de régimen”. Resaltó que con Trump se ha puesto en marcha una línea extremista “como el KKK, nos persigue el KKK de Washington”, dijo.

Pero Maduro no tiene miedo a una invasión militar, como ha alertado su homólogo de Bolivia, Evo Morales. “En los planes de ellos todas las locuras las piensan”, dijo, pero rescató que gracias a “las condiciones geopolíticas y las fortalezas de la revolución bolivariana hacen inviable absolutamente cualquier opción de esas de esas características”.

Sobre la teoría del golpe de Estado, Maduro dijo que a pesar de que “la doctrina Monroe ha vuelto con mucha fuerza”, si EE.UU intentara un golpe “el contragolpe civico-militar, popular, sería tan grande como el del 13 y 14 de abril del año 2002”.

Dejar un comentario