Niñas con juguetes sexuales: la polémica campaña contra la explotación infantil

Vegetales, delfines, sacacorchos y hasta tenazas para el cabello es lo que unas niñas enmascaradas ven cuando abren una caja. Sin embargo, la realidad es otra: son juguetes sexuales y consoladores para adultos los que las menores comienzan a manipular inocentemente.

Se trata de la más reciente de campaña de Free a Girl, una fundación holandesa dedicada rescatar niñas explotadas sexualmente, llamada Sex is not a child’s play [El sexo no es un juego de niños], la cual pretende encender las alarmas sobre la prostitución infantil en todo el mundo.


En sólo cuestión de segundos, el video pasa de lo desconcertante a lo perturbador cuando las escenas en estudio son interrumpidas por una grabación real en la que se puede ver a una niña de siete años siendo promocionada con fines sexuales a un hombre a cambio de 40 dólares.