19.8 C
Buenos Aires
domingo 26 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

No bañarse es buena táctica de mercadotecnia si eres famoso

Entre las celebridades parece haber un movimiento que los lleva a revelar con orgullo lo poco que se bañan. La frecuencia con la que uno debe bañarse es claramente una decisión personal, basada en los niveles de actividad, las condiciones de la piel, el acceso al agua potable y la comprensión del concepto de ‘limpieza’ para cada individuo. Que hubiera un consenso mundial sobre exactamente el mismo régimen de baño sería como esperar que a todos en la Tierra nos guste el mismo sabor de helado. No es muy probable, ¿o sí?

A pesar de lo poco que hay en juego en este tema en particular, o quizás debido a ello, describir sus hábitos de baño se ha convertido en una fórmula segura para que las celebridades se vuelvan noticia. La semana pasada, una entrevista con Jake Gyllenhaal para Vanity Fair mostró claramente cómo funciona esta fórmula.

vice.com  (www.vice.com)