No desayunar y ayunar 15 horas diarias: el consejo del pueblo hadza respaldado por los nutricionistas

Se dice que el desayuno es la comida más importante del día. Durante los últimos 50 años hemos sido bombardeados con mensajes que ensalzan los beneficios para la salud de los cereales refinados y de los copos de avena. También se nos dice que el desayuno nos ayuda a bajar de peso acelerando nuestro metabolismo, algo que nos ayuda a evitar los ataques de hambre y comer en exceso más tarde durante el día.

No se trata de simples mensajes de marketing, sino que son un elemento central de muchas directrices nutricionales de países desarrollados, como Estados Unidos, Reino Unido y Australia, elaboradas por comités de expertos. A su vez, estos mensajes se reflejan en los medios de comunicación y en páginas web de todo el mundo, ¿pero qué pasaría si los beneficios del desayuno fueran solamente otro mito de las dietas?