18.7 C
Buenos Aires
viernes 24 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

No es con todos

Un año después, lo que diga Alberto Fernández ya no tiene el mismo impacto. Ni genera la misma expectativa ni puede provocar la misma ilusión. El Presidente ya no es el mismo: fue devorado en parte por fuerzas que lo exceden -la crisis, la pandemia, la polarización-, en parte por los errores de su gobierno y, lo más preocupante, en parte por su propio modo de intervención en la coyuntura, ese discurso repetitivo que lo para del lado de los comentaristas en un país desigual. La sociedad tampoco es la misma, perdió parte de su paciencia, y ya no es posible siquiera asegurar que la composición del voto se haya mantenido inalterable.

Descifrar el modelo Fernández 2021 a partir del mensaje del Presidente ante la Asamblea Legislativa tiene sus riesgos debido a ese ida y vuelta albertista, producto tanto de la abundancia de promesas como de una correlación de fuerzas que no le permite avanzar como, por momentos, parece que quisiera. En sus dos horas de lectura en el Congreso, Alberto detalló la respuesta oficial ante el Covid-19, admitió algunos errores -“no somos infalibles”-, se refirió casi al pasar al caso de las vacunas de privilegio y dejó ver que su vocación de consenso tiene límites que no es posible disimular.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)