No es cuento chino: crece el interés por escritores argentinos en el Lejano Oriente

No solo los recursos naturales, la destreza deportiva y las delicias de la cocina nacional causan interés en el corazón de Asia. En los últimos años, crece el entusiasmo entre los lectores chinos por la literatura argentina. En 2017, año del Intercambio Cultural China-América Latina, la doctora en Letras Lou Yu, profesora de la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín y cofundadora e investigadora de la Comunidad de Estudios Chinos y Latinoamericanos, había señalado que, en el conjunto de escritores latinoamericanos, los libros de autores argentinos encabezaban las traducciones hechas del español al mandarín en la República Popular China a partir de 1949. Desde ese entonces, las ventas de libros firmados por argentinos acompañan y potencian esa actividad que atraviesa las fronteras entre dos idiomas distantes.