miércoles 22 de marzo de 2023
Cursos de periodismo

No sea quisquilloso y olvide la química: guía para triunfar en Tinder, según la asesora científica de la aplicación

La antropóloga Helen Fisher lleva décadas investigando el amor. Desde hace casi 20 años también trabaja para entender la importancia de internet en las relaciones amorosas.

Faltaban dos días para la Navidad de 2005. “En Nueva York nunca pasa nada dos días antes de Navidad”, dice la antropóloga y bióloga Helen Fisher, de 77 años. Pero a ella la llamaron del grupo Match y la convocaron a una reunión urgente: “Estaba hasta el presidente y querían saber por qué alguien se enamora de una persona y no de otra”, dice. “En aquel momento les contesté: ‘No tengo ni idea”. Pero Fisher empezó a pensar.

Estaba claro que en el enamoramiento hay una parte de estatus, de creencias, de educación. Pero, pensó, también debe de haber algo genético. Así fue como creó un test para distinguir cuatro tipos de personalidad: explorador, director, negociador y constructor. Cada uno se asocia con un neurotransmisor o una hormona. “Es el único en el mundo basado en biología y validado por dos experimentos en el cerebro”, asegura por videoconferencia desde Nueva York a EL PAÍS. Millones de personas lo han hecho en el mundo y al método de Match, propietaria hoy de las apps de citas Tinder, Hinge, OkCupid y Meetic, le dio un barniz científico. Fisher insiste en que un genetista retirado de la Universidad de Princeton le dijo en una cena reciente que su test “es el único que funciona”.

Desde entonces, Fisher es asesora científica de Match, aunque no está al corriente de las apps y sus algoritmos. No sabe cómo la aplicación escoge los perfiles que muestra a sus usuarios. Pero desde 2010 usa sus datos para sacar una encuesta anual llamada Solteros en EE UU con respuestas de 5.000 personas. Lleva también suficientes años en el sector como para ser llamada “una de las expertas del amor más citadas” o incluso “la científica más citada del mundo en materia de biología y química del amor”. Aunque la búsqueda “Helen Fisher love” da 28 millones de resultados en Google, Fisher no tiene “ni idea” de dónde salen estas afirmaciones, aunque señala: “Cuando los periodistas llaman para hablar de amor, tienen muchos psicólogos, pero yo soy la única neurocientífica antropóloga que tienen”.

elpais.com  (elpais.com)