11.8 C
Buenos Aires
martes 3 de agosto de 2021
Cursos de periodismo

No será magia: los desafíos de la nueva Argentina tras la gracia 2021-2025

El renacido presidente Alberto Fernández y su fortalecido ministro de Economía, Martín Guzmán, coincidieron este martes en un gesto al presentar en público las ventajas que tiene para el país el acuerdo de canje de deuda cerrado con los principales acreedores externos: la exhibición de un mismo gráfico que compara lo que debería haberse pagado sin aquel y lo que efectivamente se enfrentará en el nuevo escenario. La diferencia es la de la Argentina viable.

El jefe de Estado completó su parte con un acto adicional: doblar convenientemente el papel en las barras de 2025, año eje en el que la deuda vieja, macrista, que arrancaba bien arriba en 2020, descendía hasta allí –para luego volver a subir–, y en el que la nueva y peronista se empina desde entonces. En rigor, la segunda curva es más suave que la primera, reflejo de la quita lograda de 45% de valor presente neto (VPN, monto actual hipotético de un flujo de dinero que surge del descuento del costo de oportunidad de recibir los pagos a lo largo del tiempo), unos 37.700 millones de dólares hasta 2030.

Dado que los tenedores de bonos en dólares bajo ley local no serán el pato de la boda, como temió en algún momento el mercado, y como se les aplicarán las mismas condiciones que a los grandes fondos extranjeros, el ahorro será de “42.500 millones de dólares para los próximos cinco años”, según destacó Guzmán en su presentación del martes a la tarde.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)