martes 13 de noviembre

Noemí Brenta Investigadora de la historia del FMI-Argentina: “No hay país al que le haya ido bien con el Fondo”

La crisis de principios de siglo, en la que el FMI tuvo un rol crucial, despertó en Noemí Brenta la curiosidad por conocer cuál había sido el vínculo histórico entre Argentina y ese organismo multilateral. Para su sorpresa, nadie había escrito esa historia, por lo que su tesis con la que obtuvo el doctorado en Economía de la UBA con medalla de oro, fue “Argentina atrapada. Historia de las relaciones con el FMI 1956-2006”, libro que fue actualizado en 2014 bajo el título Historia de las relaciones entre Argentina y el FMI (Eudeba). El último capítulo, aún no incluido en el libro de Brenta pero inaugurado por la Alianza Cambiemos pocos meses atrás, ya tuvo su primer fracaso, lo que obligó al gobierno a hincarse por una nueva oportunidad. Brenta señala a Cash que “el acuerdo fracasó principalmente por su diagnóstico equivocado, que responde al enfoque ortodoxo compartido por el gobierno y el FMI, con la premisa básica y falaz de comparar un país con una economía hogareña, sosteniendo que la crisis se debe al mayor gasto sobre los ingresos. Eso llevó a una medicina equivocada, aunque no ingenua, de reducir el consumo popular, el gasto público y hasta la inversión del Estado, lo cual siempre exhibió resultados catastróficos, aquí y en el mundo”.

Brenta sostiene que el nuevo acuerdo con el FMI “es más de lo mismo”, por estar basado en el tradicional “déficit cero”, con lo que afirma que “si no ponen como mínimo un control de capitales y algún tipo de regulación cambiaria que limite la pérdida de reservas del Banco Central, y restauran también el plazo razonable para que los exportadores liquiden las divisas, solo se estará comprando tiempo para estirar las dificultades de pagos internacionales, e incluso a cambio de profundizar la recesión”.


Dejar un comentario