14.4 C
Buenos Aires
lunes 14 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Nos estamos matando a trabajar, literalmente: ya fallecen 700.000 personas al año por exceso laboral

La OMS ha hablado de otra “epidemia”, además de la que todos tenemos en mente. Un estudio coordinado con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), concluye que se producen 745.000 muertes al año en todo el mundo y que estas muertes crecieron un 29% entre 2000 y 2016, que va a más.

Trabajar 55 horas o más a la semana está asociado, nos dicen, a una incidencia de accidentes cerebrovasculares y cardiopatías isquémicas mortales de un 35 y un 17% extra respectivamente frente a las personas que trabajan jornadas de 35 a 40 horas semanales (sus resultados están en consonancia con otras investigaciones anteriores); y ese incremento se da a lo largo de su vida, es decir, que puedes morir por haber trabajado mucho en tu edad productiva cuando ya te has jubilado. Esto afecta a la salud tanto por los cambios fisiológicos a la hora de responder al estrés del empleado o ex empleado como por acompañar a una mayor adopción de comportamientos perjudiciales para la salud: comer excesivamente, fumar, no dormir, etc.

El informe señala que estas muertes afectan en mucha mayor medida a los varones (el 72% del total) que a las mujeres y que impacta sobre todo en Asia sudoriental y Pacífico occidental. En Japón saben mucho de estos, son los protagonistas de esas historias de empleados de 30 o 40 años que mueren de forma fulminante en su puesto o en la ducha, a lo que llaman karoshi. Es lo que pasa cuando tienes a gente trabajando 16 horas al día. Aunque Japón lleva la fama (y es quien más sabemos que está luchando contra ello), tiene también su reflejo en culturas vecinas: el karoshi se llama guolaosi en China y gwarosa en Corea del Sur.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)