jueves 27 de enero de 2022
Cursos de periodismo

Nos une el odio: la polarización se explica porque estamos de acuerdo en lo que no queremos

¿Te irías de cañas con un afiliado de Vox? ¿O con un simpatizante de Podemos? Son preguntas en apariencia triviales bajo las que subyace uno de los principales problemas políticos de España: la polarización política. Diversos acontecimientos (elecciones, pandemia) han subrayado las profundas diferencias ideológicas y afectivas del país. Diferencias que han aumentado durante los últimos años y que han puesto a España a la cabeza de la polarización en Europa.

Más rotos. Lo ilustra este trabajo elaborado por un grupo de investigadores especializados en la materia. A partir de 76 encuestas realizadas en 20 países entre 1996 y 2015, la investigación discierne en qué lugares la polarización, definida como la antipatía de un votante cualquiera hacia el resto de partidos del espectro político, es un problema mayor. España es con diferencia el primero de la lista, seguido de Grecia y Francia. En el otro extremo de la balanza se ubicarían Finlandia y Países Bajos.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)