21.1 C
Buenos Aires
domingo 25 de octubre de 2020
Periodismo . com

Nueva Zelanda ha terminado con el virus, pero ahora tiene que lidiar con la ansiedad

Cuando Jacinta Arden pidió a los neozelandeses que se mantuvieran firmes en apoyo a la decisión del gobierno de mantener las fronteras cerradas ante la Covid-19, la primera ministra describió una realidad que en muchas otras esquinas del planeta sólo pudo recibirse con envidia. “Disfrutamos del deporte en fin de semana, de salir a bares y restaurantes, nuestros centros de trabajo son abiertos y podemos reunirnos con tantas personas como queramos”, dijo entonces.

Los neozelandeses retomaron la normalidad en junio. El único remanente de una pandemia que meses antes había amenazado con barrer el país, como había hecho con otros antes de que un confinamiento estricto lograra contener su expansión, son estrictos controles fronterizos.

eldiario.es  (www.eldiario.es)