miércoles 18 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Nuevas redes sociales ofrecen refugio a la extrema derecha

A Philip Anderson no le gusta que las redes sociales intervengan en lo que él publica en línea. Sus publicaciones conservadoras han hecho que fuera expulsado de Facebook, Twitter y YouTube.

Hace dos años, Anderson organizó una protesta por la “libertad de expresión” contra las grandes empresas tecnológicas. Un manifestante contrario le rompió los dientes.

Paradójicamente, el propio Anderson, quien es negro, sintió repulsión por algunas de las cosas que vio en Gab, una plataforma de redes sociales que se ha vuelto popular entre los partidarios del expresidente Donald Trump.

Ha visto imágenes nazis, insultos racistas y otro contenido extremo que va mucho más allá de lo permitido en las principales plataformas de redes sociales.

latimes.com  (www.latimes.com)