13 C
Buenos Aires
lunes 27 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

Ola amarilla en todo el país, con un Larreta fortalecido para su proyecto nacional

De golpe el resultado porteño dejó de ser lo más importante que pasaba en Costa Salguero. Si bien María Eugenia Vidal consiguió un triunfo claro en la Capital, con 33 puntos, ocho arriba de Leandro Santoro, ese desenlace estaba dentro de lo previsible. Formaba parte de las proyecciones esperadas. La (gratísima) sorpresa para Juntos por el Cambio llegó desde la Provincia de Buenos Aires. Pero también desde Córdoba, Mendoza, Jujuy, Corrientes, Chaco, La Pampa, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Chubut, Misiones y Salta. El pulso de la sociedad volvió a volar por debajo del radar de los medios, de los encuestadores y de la política misma.

Ni siquiera los candidatos presentes en la base operativa de Costa Salguero esperaban semejante ola amarilla. Tampoco, semejante catástrofe del Frente de Todos. ¿El voto expresó principalmente descontento con el Gobierno, ilusión con la oferta de la coalición opositora o un poco de ambos? Es un debate opinable. Pasadas las 10 de la noche, cuando se conocieron los primeros y contundentes porcentajes, María Eugenia Vidal ensayó una hipótesis desde el escenario: “Gracias a los que dijeron basta de atropello y abuso, y eligieron a Juntos por el Cambio para liderarlo”. La disputa por el poder en la Argentina sigue siendo una pulseada entre dos frentes. Si uno sube, el otro baja, y ninguno de los dos tiene la vaca atada.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)