Olvídate del trabajo duro: ser rico es cuestión de suerte y no de talento, según un modelo matemático

El azar es una diosa. No lo decimos nosotros ni tampoco los antiguos habitantes de un mundo intelectualmente oscuro y lleno de supersticiones; lo dice el MIT. Unos investigadores de la italiana Universidad de Catania han querido crear un modelo informático para comprobar qué relación hay entre el talento y la riqueza en el mundo, y para ello han tenido en cuenta la distribución de riqueza, el esfuerzo y el intelecto entre la población general. ¿Son los mejores los que al final consiguen el éxito? Como te puedes imaginar, la respuesta es que no.