20.4 C
Buenos Aires
sábado 28 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

Operación Dólar: por qué Guzmán hará (desde hoy) todo lo contrario de lo que se hizo hasta ahora

En la narrativa de Borges, en cualquiera de sus cuentos, siempre hay un momento singular, una especie de instante “bisagra” que conduce a lo que el genial escritor va a llamar “destino”. Ese instante, lo aprendemos como lectores, es el que define la suerte de sus historias. Con una brecha entre el dólar oficial y el contado con liquidación que ha crecido casi 45 puntos porcentuales en sólo 20 días, uno tiene derecho a preguntarse si el momento borgeano ha llegado en la inquietante narrativa financiera local.

El protagonista de la historia es, desde hace algunos días, el ministro Guzmán. Ungido oficialmente por el Presidente como el poseedor de las llaves de esa iglesia iconoclasta que es la economía argentina, el discípulo de Stiglitz tiene, desde hoy, un enemigo declarado: la brecha cambiaria. Con un dólar contado con liquidación en $165 (llegó hasta $172, pero descomprimió con las palabras de Guzmán en IDEA), la pregunta sigue. Si se lo piensa, resulta contradictorio que el mismo Gobierno que promueve y perfecciona el cepo cambiario tenga ahora aversión a la existencia de dólares financieros que funcionan en paralelo, ya que sin cepo no habría mercado paralelo, ni el “liqui” tendría la entidad que hoy ostenta. No obstante, si se hace el ejercicio de “deconstruir” las restricciones, se verá que fue el expresidente Macri el primero en instrumentarlas y que sólo después Miguel Pesce apiló medidas para ir restringiendo el acceso a ese mercado por el lado de la demanda. Ahora es el turno de Guzmán, un pragmático defensor de meter las manos en el mercado del dólar financiero y un estudioso del desdoblamiento cambiario que entiende que las cosas podrían ser distintas.

ambito.com  (www.ambito.com)