20 C
Buenos Aires
martes 19 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Oprah podría ganar a Trump: para los demócratas, eso implicaría entregarse al lado oscuro

En pleno monólogo de apertura de los Globos de Oro, Seth Meyers dirigió su mirada hacia Oprah Winfrey, sentada en la primera fila de la audiencia, y le espetó: «No te presentes jamás a presidente, Oprah».

El chiste se remontaba a la cena de los corresponsales de 2011, presentada por él mismo, en la que hizo diversos chistes sobre los escasos atributos intelectuales y políticos de Donald Trump para ser presidente. Por aquel entonces Trump ya coqueteaba con la posibilidad de presentarse en 2016, y Meyers lo humilló sin piedad. Al parecer, aquel daño a su honor, a su inmenso ego, provocó que Trump tomara la determinación definitiva de aspirar a la Casa Blanca.

Un lustro más tarde, todos sabemos cómo terminó la historia.

Por ello, Meyers miró a Oprah y le dijo: «No, no seas presidente». El efecto cómico aspiraba a ser el inverso: ¿si Trump se había lanzado a la arena política espoleado por los chistes de Meyers, por qué no habría de hacer lo mismo Oprah? La diferencia radicaría en la persona: Oprah en realidad sería una candidata del agrado de Meyers y de la mayoría de presentes durante la ceremonia de los Globos de Oro. Aquella misma noche recibió un galardón a su obra en vida.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)