Otra vez sopa: prenderle una vela al campo y a Vaca Muerta

Sin movimientos estridentes por ahora, la dirigencia empresarial comienza a rearmarse para salir al ruedo. Pasa en todos los años electorales pero en este 2019 hay tensión entre quienes miran con agrado una continuidad del actual Gobierno y quienes, por el contrario, ya promueven una candidatura de Roberto Lavagna con el peronismo no K detrás. En este contexto se lee, sin duda, el regreso del Grupo de los Seis que se reunirá informalmente mañana en el marco de una asamblea formal del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp).

Justo la misma semana en que se conocerá un dato letal para el estado de ánimo de los argentinos: pasado mañana el Indec difundirá el último dato de desempleo, que arrojaría un porcentaje de dos dígitos para los tres últimos meses de 2018.


Si esto efectivamente es así, los desocupados rozarían los 2,2 millones de argentinos y sólo en esos últimos meses de un 2018 con indicadores al rojo vivo se habrían perdido 200.000 puestos de trabajo. El dato del Indec llegará cuando comienza la negociación paritaria de los metalúrgicos de la UOM, que preside Antonio Caló, uno de los gremios más voluminosos como comercio, y mientras se ultiman los detalles del paro que la CGT y otros gremios adherentes proyectan para el 4 de abril.