25 C
Buenos Aires
domingo 26 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

Pablo Hasél, el rapero que no debería estar en prisión

El rapero Pablo Hasél me parece un bocazas (bocón) sin mucho más talento que el de la provocación. No me gusta su banalización de la violencia, ni su discurso político, ni las letras de sus canciones, ni sus simpatías con el terrorismo. Tampoco sus insultos, y en esto hablo desde la experiencia personal. Es un maleducado cuya carrera musical probablemente no existiría o sería marginal sin los jueces: sin la desproporcionada reacción de la justicia española, que lo acaba de encarcelar.

No me gusta Pablo Hasél, pero esto no va de simpatías personales ni de mi gusto musical. Su condena a prisión es una injusticia intolerable, impropia de un país democrático. Cada día que este rapero pasa en la cárcel es un oprobio para España. Rapear o tuitear, por hiriente o estúpido que sea lo que digas, no debería llevarte a prisión.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)