24.6 C
Buenos Aires
miércoles 20 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Pactos y ensambles en sinuoso mapa de la seguridad macrista

Marcos Peña forcejeó, pero, al final, su opción para bendecir al exjuez Guillermo Montenegro como ministro de Seguridad naufragó por una decisión directa de Mauricio Macri. El atajo fue Patricia Bullrich, que hasta anteayer lucía como una pieza clave del macrismo para negociar en la cancha más barrosa de la transición: el Congreso.

La variable Bullrich irrumpe en un ajedrez dificil, quizá el más áspero de los que deberá desanudar Macri fuera de los tironeos políticos con el peronismo y del menú económico: el expediente de la seguridad, que con el manejo de Nación, provincia y Capital se ramifica y enturbia porque deberá administrar tres fuerzas policiales con lógicas y sistemas propios, el combo de las fuerzas de seguridad y la butaca más incendiaria: la AFI.

La ex SIDE fue uno de los lugares que, en la enumeración de cargos que hizo ayer Peña, quedó pendiente. «Un amigo de Mauricio: ahí solo puede ir alguien propio», dicen en el macrismo y la descripción encaja con José Torello, apoderado del PRO, uno de los operadores en la Justicia y, además, amigo desde hace décadas del presidente electo.

ambito.com  (www.ambito.com)