Pakistán y Argentina pugnan por el ascenso al “club emergente”

El próximo lunes se sabrán más datos sobre el eventual ascenso de la Argentina, desde el grupo de «mercados de frontera» que es algo así como estar al borde del precipicio del planeta para jugar en el de «mercados emergentes». La firma MSCI surgió de la mano del Morgan Stanley and Capital Group International pero en mayo de 2009 se independizó siendo actualmente el principal proveedor mundial de índices de mercados con cerca de 11 billones de dólares que se mueven en función de sus diferentes indicadores.

El ascenso de la Argentina que pueda disponer MSCI es clave para la continuidad del boom bursátil. El 14 de junio del año pasado esa firma anunció que en 2017 se revisaría al país para una posible reclasificación para el ansiado status de «mercado emergente». No se trata simplemente de una etiqueta: a partir del ascenso, los principales fondos que cubren emergentes pasarán a estar habilitados para seguir este indicador líder. Como el mercado siempre se anticipa, desde el 14 de junio del 2016, la suba de un fondo en papeles argentinos llega a casi el 35% fuente al 22% de los emergentes en promedio. Igual sendero recorrió Pakistán que como consigna un informe de Global X efectuado por Jay Jacobs, el próximo lunes MSCI podría formalmente introducir a ese país al Índice de Mercados Emergentes.


Lo que llama la atención es que MSCI no tenga un proceso bien taxativo sobre cómo reclasifica a un país y los criterios que sigue algo que sí tiene por ejemplo el JP Morgan con su EMBI (medición del riesgo país). Para evaluar su ascenso a emergentes, como condición «sine qua non», MSCI evalúa que haya al menos tres empresas cotizantes en el mercado bursátil con un valor de mercado superior a los 1.260 millones de dólares cada una, e indicadores similares sobre el monto de las acciones en circulación y la liquidez de las mismas. También se evalúan criterios sobre la apertura a la propiedad extranjera, facilidad para el ingreso y egreso de capitales, la eficiencia de la estructura operativa y la estabilidad de las instituciones. El mismo informe de Global X señala que tanto Pakistan como la Argentina tuvieron un significativo incremento del interés inversor desde el anuncio de MSCI. Argentina tuvo un flujo neto de u$s31.000 millones y Pakistán de u$s24.000 millones.