viernes 21 de septiembre

Palaos, el paraíso turístico que China está dispuesta a arruinar para atacar a Taiwán

La República de Palaos es un conjunto de 340 pequeñas islas en el Océano Pacífico, tiene una superficie de cuatro kilómetros cuadrados y en ella viven 20.000 personas que se dedican casi en exclusiva al turismo. Un paraje prototípico, de ensueño, caracterizado por su rica diversidad biológica, su clima tropical y sus aguas cristalinas. De los más de 200.000 turistas que se acercan cada año a sus resorts, más de la mitad proceden de China. Y ahora la superpotencia asiática ha prohibido este destino a sus ciudadanos.

En mitad de la tormenta. Palaos tiene algo en común con Suazilandia, el Vaticano, las Granadinas y otros 15 países de reducido tamaño: es una de las naciones que siguen reconociendo a Taiwán como el legítimo Gobierno chino en una disputa contra la República Popular China que pervive desde hace más de 40 años. Taiwán necesita este reconocimiento para legitimarse políticamente. China prohíbe a sus ciudadanos veranear en Palaos para forzar a la micronación a darle la espalda a Taipei, aunque el pretexto oficial es la aparente falta de un estatus diplomático sólido con China. Taiwán, además, tiene graves problemas: este mismo año Salvador, Panamá y República Dominicana han dejado de reconocer a la isla en favor de China.


Dejar un comentario