martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Pantallas con propaganda y falta de servicios básicos: el día a día en el Mariúpol ocupado por Rusia

Un mes después del fin del asedio de la planta siderúrgica Azovstal de Mariúpol, que marcó la toma de control sobre la ciudad costera por parte de Rusia, la vida continúa sin acceso a los servicios básicos. Los que no huyeron y se han quedado atrás están en gran medida aislados del mundo exterior, con una conexión limitada a teléfonos móviles e Internet.

“Era peor que el infierno. No hay palabras para describirlo”, dice Vladimir Korchma, de 55 años, que hasta que huyó de la ciudad siempre había vivido allí y trabajaba como mecánico en una fábrica. “No teníamos ni gas ni electricidad. Solo los afortunados tenían agua”. Se fue de la ciudad a finales de mayo.

Korchma, un hombre corpulento de ojos azules penetrantes, habla frente al centro de ayuda de Kiev para quienes huyen de Mariúpol. El centro, que proporciona comida y apoyo para encontrar un alojamiento, es el primer destino para muchos de los que han abandonado la ciudad.

eldiario.es  (www.eldiario.es)