13.1 C
Buenos Aires
sábado 16 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Paradojas de la era M: hay menos empleo público pero más cargos políticos

En 2016 se interrumpió el crecimiento del 4% anual de empleados públicos. En el primer año macrista hubo una reducción del 0,4% respecto de 2015. Pero los 16 ministros que dejaba CFK se convirtieron en 21. Un aumento del 31,25%, con el consiguiente crecimiento de secretarías, subsecretarías y direcciones que los secundan.

El reciente anuncio del presidente Mauricio Macri de reducción de los cargos políticos de la administración nacional apunta a ponerle fin a una contradicción que, paradójicamente, fue impulsada por el actual gobierno.

En la actual gestión, se revirtió la tendencia ascendente del empleo público, que en los 12 años anteriores aumentó a razón de un 4 por ciento anual, según un estudio conjunto del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) y la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP). Pero ese freno no fue correspondido con una evolución similar en lo que respecta a los puestos políticos de dirección. Por el contrario, se incrementaron y, en consecuencia, también subieron en su participación relativa. En pocas palabras: en el Estado nacional hay menos empleados públicos que hace dos años, pero más puestos jerárquicos. Entre 2003 y 2015, la cantidad de empleados del sector público nacional pasó de 484.000 a 779.000. Con todo, la cifra no debe llamar a engaño, porque la suma de provincias y municipios incrementó mucho más sus planteles, al punto de que cada 100 agentes públicos, solo 21 son de la órbita nacional contra 79 de las otras dos jurisdicciones.

cronista.com  (www.cronista.com)