martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Parcialmente automatizable: mitos sobre el futuro del empleo

Un shopping temático en el Colegio de Escribanos de Las Heras al 1800 en la ciudad de Buenos Aires, que competiría con el Recoleta Mall, que queda cerca. En el Colegio de Abogados de Corrientes y Uruguay, un multiespacio de juegos para fiestas infantiles y para llevar a los chicos en vacaciones de invierno. Y en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, de Viamonte y Paraná, canchas de fútbol 5, techadas y con césped sintético de alta calidad.

Si se dieran por válidas las decenas de historias y proyecciones sobre el fin de ciertas profesiones en manos de robots e inteligencia artificial, el escenario del primer párrafo no sonaría tan descabellado para el mediano plazo. Algunos botones de muestra: «Goodbye accountants!» (¡Adiós contadores!) tituló TechCrunch dos semanas atrás una nota sobre los avances en automatización de tareas contables; en mayo Ross, el primer abogado-robot, fue contratado por un bufete neoyorquino y The Economist, el semanario británico, no para de burlarse de la fragilidad del trabajo notarial en el nuevo contexto: semanas atrás ilustró una nota sobre el tema con un grabado del siglo XVII de un notario rubricando un documento con fina caligrafía, y en el epígrafe lo identificaba como «un escribano haciendo el mismo trabajo que en la actualidad».

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)