22.5 C
Buenos Aires
viernes 23 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Patricia Bullrich, la mano más dura del Gobierno

“Vamos a cuidar a los argentinos que viven en el sur. Se acabó el mundo del revés.” Hace tiempo que Patricia está construyendo el universo Bullrich, un mundo propio donde la institucionalidad que ejerce no necesita de pruebas para perseguir y castigar, y que se va consolidando devastador. Lo perimetró este lunes en una fatídica conferencia de prensa que legitima la violencia represiva institucional en todas sus versiones, como el principio de una nueva verdad doctrinaria de Gobierno. Porque, a no olvidarlo, Patricia es Macri. Hasta el más ínfimo suspiro que exhala es monitoreado y aprobado por él. Pero, y por sobre todo, también es uno de los apellidos más rancios de la aristocracia terrateniente que consolidó su poder a sangre y fuego.

La hija de Alejandro Bullrich y Julieta Luro Pueyrredón osciló siempre entre el barrio paterno de la Recoleta y los interminables campos bonaerenses, tierras heredadas de la época de Julio Argentino Roca que la familia atesoró para fortuna y crianza de sus descendientes, aunque ella mutara de mimada a desquiciada cuando a los 15 años empezó a militar en la Juventud Peronista. Algunos de sus biógrafos dicen que “La Piba” iba siempre calzada con una 9 milímetros como su jefe y compañero de círculo íntimo, Rodolfo Galimberti, en señal de una bravura que hoy sigue agitando con sus puestas en escena de allanamientos militarizados en nombre de un combate contra enemigos internos por lo menos difusos.

En su libro Las mujeres montoneras, el periodista Onofre Rodena señalaba que “se veía venir el golpe militar del 24 de marzo de 1976 y los grupos subversivos como Montoneros y el ERP empezaron a buscar la forma de irse del país porque se venía la gran cacería humana”. En una casa alquilada en esta capital federal, diez montoneros analizaban la situación. Entre ellos, Patricia, que le rogaba al “Pelado” Perdía –integrante de la plana mayor de Montoneros– que la ayudara a salir porque su nombre estaba en la lista. Según se reseña, Perdía le dijo “vos sos la menos indicada en hablar para irte del país; algo dijiste para que media Marina de Guerra esté hoy detrás de Rodolfo Walsh, en realidad hasta se dice que lo has traicionado”.

pagina12.com.ar  (www.pagina12.com.ar)